Testimonios cristianos

Así me convertí

Adolfo Morales Rodriguez

México

Conocí de oídas el evangelio a través de los libros históricos, Mateo, Marcos, Lucas y Juan. Hubo personas que me presentaron a Jesús, pero mi vida al congregarme en esas iglesias de corte evangélico pentecostés, me llevaron a una vida sin propósito,aunque me enseñaron a creer en Jesús, me llevaron a una vida de obras , a caerme y levantarme y así sucesivamente , leyéndome el versículo de proverbios de "Si siete veces eljusto se cae, siete veces el Señor lo levanta ", etc, si me caía sabía que me podían aplicar 1ªJuan 2:1 "Hijitos, estas cosas os escribo para que no pequéis, pero si alguno hubiere pecado abogado tenemos, a Jesucristo el Justo ". Con estos versículos mi vida podía estar en momentos de auge y otros en el suelo. Así había sido mi vida. Pero ,¡¡ atención!! " cuando conocí a Cristo ", de acuerdo a las enseñanzas del apóstol Pablo, me enteré que yo no soy lo que se puede ver, más bien, soy lo que no se ve. YA no soy un almático, mas bien ahora vivo en el espíritu, como aprendí desde que supe quién es JEsús y quién es Cristo. Ahora puedo decirles que ya no vivo en el pecado, porque Cristo me presentó Justo delante de Dios Santo y sin mancha, ahora ya no tengo que arrepentirme, ya que hebreos 10:14 dice "con una sola ofrenda hizo perfectos a los santificados... y nunca más me acordaré de sus pecados y transgresiones.
Así es que , queridísimos hermanos, yo ya aprendía a no esperar la segunda venida de Cristo, porque Cristo vive en mí, ahora tengo la firme esperanza de que El está conmigo, cuando se termine el propósito que El depositó en mi vida en este reino, ya que fui trasladado del reino de las tinieblas al reino de su amado hijo. Ahora solo espero que la imagen de Cristo esté en mi vida y solo espero que el saque mi espíritu y sea llevado a su eternidad con El. Espero lo entiendan y lo expliquen correctamente ya que vivir con Jesús es vivir en las obras de Mateo, Marcos, Lucas y Juan, mientras que vivir en Cristo es vivir como mi apóstol Pablo lo enseña en sus cartas apostólicas. Bendiciones.

Karen

Colombia

Conocí al Señor cuando tenía 18 años. Dios siempre me había dado la posibilidad de tener una tranquilad respecto a la economía ya que soy hija de padres separados, pero mi mamá siempre ha sido una mujer trabajadora y organizada con el dinero, por lo que me dio la posibilidad de estudiar y terminar la universidad sin tener que trabajar porque ella me mantenía. En su misericordia Dios siempre me bendijo después que terminé la universidad, me dio empleos en lugares de prestigio, pero lastimosamente mi corazón se endureció y el orgullo y el ego me fueron apartando de aquel que me lo había dado todo. Dejé de ir a la iglesia y de servirle a Dios, porque ahora quería sólo salir de fiesta y de viaje con amigos del trabajo, desplacé a Dios de su primer lugar. Conocí a una persona (que hoy en día en mi amado esposo) y el vivía en Italia, nos enamoramos, nos comprometimos y aún sin tener en cuenta lo que Dios pensaba dejé todo en mi país y viajé a Italia para casarme con él. Pero como dice la Palabra a los que aman a Dios TODO les ayuda a bien. Cuando llegué a Italia Dios me hizo darme cuenta del error tan grande que estaba cometiendo y me hizo pasar por un proceso, que aunque ha sido duro hoy puedo decir QUE EL ME AMA Y POR ESA RAZÓN NO QUIERE QUE ME PIERDA. Llegue a este país sin empleo, sin la validación de mi título universitario, sin amigos, sin mi familia, sin dinero, sin saber el idioma; poco tiempo después el Señor me hizo entender que no eran las bendiciones a las que tenía que aferrarme, era a Él. Hoy por hoy, estoy felizmente casada, aún no trabajo en la profesión que Dios me dio pero tengo un humilde trabajo que hago con amor y me ayuda a pagar los gastos de mi casa junto con mi esposo, ambos vamos a la iglesia, y juntos hemos pasado por este proceso que no es fácil pero el Señor ha tenido el control de todo y he aprendido la lección más hermosa de mi vida: SOLO ÉL ES SUFICIENTE PARA MI.

Marilin Rodriguez

Ecuador

Yo tenia 19 años, era católica, cuando un día se me reventó la apéndice y estaba grave en el hospital .Por falta de dinero no me operaban, estaba sola con mi mama cuando me paso esto, mi papa y hermana la mayor estaban en España, recién se habían ido y mi mama al final contactó con ellos y consiguieron el dinero y me operaron tenía todo ese liquido regado. Por misericordia de Dios vivo y cuando ya me pasaron a la sala de donde ponen a los operados seguí con fiebre y fiebre estaba muy mal y me visitaron tres personas y me preguntaron que si quería aceptar a Cristo y les dije que si y me oraron y me dieron un folleto pero mi corazón se endureció nuevamente y tiré el folleto bíblico y gracias a Dios me fui recuperando pero yo no quería saber nada de evangélicos solo quería mi religión la católica y pasaron los días y Dios continuaba haciéndome el llamado comenzaba a pasarme cosas me llenaba de puntos rojos en mi cuerpo se me caía por trozos el cabello que por ultimo le dije a mi mamá que me lleve donde un brujo que decían que él curaba y fui y eso me hizo peor, en esos días caí en cama y ya no comía y se me hinchó un seno se me hizo duro eso un castigo por desobedecer el llamado de Dios y ya los médicos me desahuciaban, mi mama entraba en una depresión que ya no sabia que hacer conmigo decían que a lo mejor era cáncer lo que tenia en el seno y mi mama por ultimo me dijo que fuéramos donde una amiga que era evangélica porque se está escuchando que los hermanitos hacen milagros Y al fin tuve esa decisión de seguir a Cristo de corazón y fuimos y nos oraron y recibí sanidad y boté al patio todos los ídolos que tenia dentro de la casa cuadros de la virgen, rosarios, crucifijos y les Prendí fuego y desde ahí sentí una paz y vi el poder de Dios en mi vida y su amor en perdonarme mis pecados y hasta el día de hoy le sigo sirviendo con todo mi corazón ahora tengo 35 años y me casé dentro de la iglesia y tengo un niño. Dios es muy bueno para levantarnos, a Dios sea la Gloria por los siglos de los siglos, amén.

Lesly de Ovando

Guatemala

Desde pequeña he asistido a la iglesia, y he tenido un encuentro real con Dios... con mi esposo Pedro y mi hijo Martín escuchamos "a través de la Biblia" en la emisora Radio Cultural TGN en Guatemala cada mañana al dirigirnos al trabajo. ¡Dios los bendiga!

Juan Guillermo Florez

Colombia

Mi nombre es Juan.
Hace ya algún tiempo conocí al señor de la manera menos esperada en el lugar menos pensado.
Crecí en un barrio conocido como la comuna 13, hijo de padres humildes, crecí en medio de la violencia, homicidios, drogas y todo tipo de delincuencia y como era de esperarse, me convertí en delincuente. Fui escalando en este mundo hasta llegar a ser un alto mando en las más conocidas como bacrim ( bandas delincuenciales al servicio del narcotráfico ) pero como todo lo malo o bueno siempre sale al descubierto, fui apresado y enjuiciado por modelitos y posteriormente castigado con cárcel.
Pero ahí se presentó la oportunidad de mi vida y conocí a Cristo. le entregué mi vida y hoy puedo testificar del poder de Jesucristo al cambiar mi vida y las de muchos más en mis mismas condiciones.
Hoy puedo dar fe del amor de Cristo que no hace acepción de personas, sino que vino a buscar y a salvar lo que estaba perdido,
Dios les bendiga .
Es solo un pequeño resumen de mi vida
Espero sea de bendición .

Adilene Hernández Salvador

México

Hace 7 años, cuando tenia 20 años en el 2011, yo vivía mi vida como normalmente la vive alguien lejos de Dios, estaba incluso enojada con el mundo y me sentía herida por mis vivencias de la juventud, sentía que iba en dirección al viento y que yo estaba vacía nada me saciaba el alma. Una ocasión hice un pausa en mi vida e intenté ser diferente al resto de las personas de mi edad y fue entonces que en redes sociales conocí a un chico que no supe como llegó, pero comenzó a hablarme de Dios por varios días, y pasados esos días me invito a salir con él y sin conocerlo acepté y llegamos al lugar indicado, los sorprendente es, que sin conocernos personalmente, esa invitación fue para invitarme a una iglesia evangélica y cuando entré sentí todo el ambiente distinto; lo mejor fue la predicación, parecía que el pastor estaba describiendo mi vida y como si supiera de la amargura que pasaba en mi corazón. Así inicie mi camino con Cristo, me gustaba asistir y ese chico sin saber como desapareció de mi vida, continué en la iglesia el pastor y los hermanos nunca supieron que yo me congregaba y después de varios cultos el pastor invita a que aceptemos a Cristo y yo desde atrás de la banca hice la oración de fe, no recuerdo el mes pero fue a mitad del año 2012. Aceptar a Cristo como mi Salvador ha sido la mejor inversión para vida eterna.

Nathaly Gonzalez

Colombia

Era una adolescente muy rebelde y estaba contra la corriente de todas las cosas buenas , bueno en esa trayectoria como consumidora y andariega de la calle conocí gente buena y mala pero también bendecidas para bendecir. Dios mueve montañas y transforma corazones y pues me impulsó a no auto dañarme. Ahora soy hija de Papa Dios y gracias a El asisto a la iglesia y no quiero ir atrás, solo le pido que no me suelte, que yo sin El no soy nada.

Camila Llanes

Argentina

Llegué al camino de Dios cansada del tipo de vida que llevaba. Tengo una hija y con esa vida que tenía no podía darle ningún futuro ,eso me oprimía constantemente. Estaba muy dolida y resentida en la vida. Comencé a ir a la iglesia donde iba mi hermana mayor no sabia porqué ni para qué iba pero algo me hacia seguir yendo. Hasta que un día empecé a sentir como Dios me hablaba a mi a través de el pastor . Aprendí lo valiosa que era para Dios y que El siempre estuvo ahí en todo momento siempre me amó solo que yo no creía en su amor, comencé a abrir mi corazón y deje que el viviera en el . A su tiempo Dios hizo milagros en mi vida lo que hace que no me aparté mas (restauración de familia, sanidad en mi hija, con convulsiones entre otras) y quiera que otras personas conozcan un poco del poder de Dios. Hoy tengo 22 años y no me arrepiento de dejar cosas o gente "importante" por DIOS el esta en primer lugar, no es fácil pero vale la pena.

Katherine Abigail Grullon Pimentel

República Dominicana

Soy cristiana desde que tengo uso de razón, nací en un hogar cristiano, mis abuelos eran pastores y crecí en la iglesia. pero como todo ser humano pase muchas dificultades y cometí muchos errores, uno de ellos alejarme del señor.

Desde pequeña Dios me habla y siento su amor hacia mi, pero a los 14 años me dijeron que mi papa no era mi papa sino otro, el cual me rechazo y todas esas cosas marcaron mi vida y se llevaron parte de mi felicidad, pues nuca tuve apoyo de mi padre de crianza y tampoco del verdadero, luche por ser alguien, con muchas frustraciones, sin posibilidades, sin ayuda; no tenia dinero para estudiar, Dios me dio la oportunidad de conseguir una beca, pero aveces ni para el pasaje conseguía. A la edad de 19 años tuve una niña (es una promesa de Dios), me casé y mi esposo se quedó sin empleo cuando recién tuvimos la bebe. Fueron tiempos difíciles, de escasez, hambre, dudas; pero nunca deje de creer que lo que Dios me prometió alguna vez lo cumpliría.

El señor siempre usaba personas a darme palabras y me prometía muchas cosas, un negocio propio para mi esposo, mis estudios, que me iba a usar grandemente y que yo seria ejemplo y ayuda para muchos jóvenes; mi vida se ha basado en errores, caídas, arrepentimiento, intento de buscar de Dios, me caía, me levantaba... y entre tantas cosas he podido comprender que cuando Dios te ama y te escoge nada te puede separar de su amor y su protección, no importa que tan difícil sea la situación.

Pase muchas y empece a experimentar la soledad, la inquietud, falta de paz, me quede si amigos todos me fallaron, problemas en el matrimonio, separación, problemas económicos, estuvimos a punto de quitar el negocio que Dios nos había dado; y yo me preguntaba, Dios mio como puede ser que lo que tu me prometiste ahora se perderá? pero Dios siempre usaba personas para decirme que el cambio de esa situación estaba en mis manos, que empezaba por mi, que mi esposo se acercaría a el después de mi, pero no lo comprendía... cuando vi que era casi el final, me sentía demasiado mal, ya no tenia forma de organizar mi vida; tome la decisión de acercarme otra vez a el. Me dio paz, me dio gozo, mi vida y la de mi familia cambio; empece a ayunar y a orar por mi matrimonio y Jehová hizo la obra. Hoy mi casa y yo servimos a Jehová y puedo decir a boca llena que cristo da paz! búscale y veras su gloria!!!!

Luis Rosales

Venezuela

En el funeral Cristiano de mi suegro (único Cristiano de la familia), los hermanos en Cristo pidieron permiso para decir unas palabras a todos los presentes católicos, los cuales accedieron. Desde ahí me convencí que era el camino verdadero.




Biblia en linea
"Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí" (Juan 14:6)
PROVINCIA

Pueblos de Avila