Testimonios cristianos

Así me convertí

Antonio Gordillo

España

Nada nos lleva a Dios sino por medio de Cristo, ninguna religión, iglesia, u otra cosa, solo un hombre, Jesucristo. Esto no es religión, es una relación personal con Dios y una realidad en nuestras vidas.

Es como hablar con cualquier persona, pero claro está en Espíritu, Jesús ya fue humano en su tiempo y gracias al poder de Dios y la resurrección ahora es Espíritu, ya que si esto no hubiese pasado, nuestra fe fuera en vano, no valdría nada y entonces si sería una religión más.

Se que hay religiones y sectas que imitan al Cristianismo haciéndolo parecido o casi idéntico. Pero en verdad yo digo lo que he sentido y vivido en mi ser.

Cómo el Espíritu de Dios ha obrado en mí, no se pueden imaginar, y mi relación con Él es tan real como lo es con cualquier persona, y mientras yo esté en Él, seguirá obrando en mi vida.

Nadie nos convence de pecado sino el mismo Espíritu de Dios. Es quien nos da una visión cierta de la verdadera situación que vivimos y nos encontramos (esclavos del pecado).

Por muy bueno que sea mi testimonio, sin el Espíritu de Dios obrando en vuestras vidas, es en vano, aunque yo fuese un pastor evangélico de muchos años de conversión y estudio de la Palabra de Dios.
Nadie os podrá convencer de pecado sino el Espíritu Santo.

¿Cómo puede ser esto? Hay que tener fe y un corazón dispuesto para Dios. La prueba la tengo en mí mismo al dar ese cambio radical tanto en mi pensamiento como en mis actos.

Hay hermanos en la fe que les llevó años aceptar al Señor, asistían a la iglesia pero sin dar ese paso de fe y reconocerle como su salvador personal.

Yo sin embargo, un total desconocido para la gran mayoría; me ocurrió de la noche a la mañana por lo las consecuencias que me había acontecido. Así que me dije que tenía que conocer esto y lo quería experimentar en mi vida:

Por aquel entonces yo andaba con mis borracheras y las drogas para no acordarme de mi separación matrimonial. Estaba en un bar como de costumbre y un conocido sacó el tema de conversación sobre nuestras edades.

Y cuando le dije que tenía 33 años, me dijo: La edad de Cris. El no terminó el nombre completo pero no le hice cuenta, sino que pronto me fui de allí porque se me hacía tarde para comer.

Al poco tiempo después me ocurrió un accidente con mi coche. Me lancé contra un muro de una vivienda y le hice 2 agujeros a ambos lados, dejando el coche para la chatarra, siniestro total.

Me fui para mi casa a duras penas porque el coche casi no podía circular.

Dios tenía un propósito con mi vida y evitó que pasara algo muchísimo peor que mi propia muerte, porque Él conocía mi corazón, y sabía que después de esto mi vida iba a cambiar, mi pensamiento y mi forma de ser.

Yo conozco a personas que le han ocurrido cosas peores y sin embargo han ido a peor, ya que al principio, como lo ocurrido es reciente cambiamos de actitud.

Pero en cuanto pasa el tiempo y nos vamos olvidando las cosas poco a poco, y si además hay un problema de fondo (como el mio), lo que ocurre es que vuelves a recurrir a los vicios para “olvidarnos” del problema.

Al día siguiente empecé a recapacitar con lo ocurrido y en lo que Dios evitó que ocurriera.
Dios me dio el entendimiento de como podría haber sido mi accidente y de cómo Él evitó que pasara lo peor.

Él evitó que si hubiera estado mi ex mujer paseando a mi hijo por allí precisamente cuando yo tuve el accidente, lo hubiera matado contra el muro. Porque mi ex mujer suele ir mucho por la zona donde tuve el siniestro, para dar paseos con mi hijo por el lago y echarle de comer a los patos. Aquí me quebranté.

Cuan agradecido estaba a Dios por haber evitado tal tragedia, porque entonces si que me hubiera matado yo, porque aunque hubiera matado a una persona, eso hubiera sido un desastre, pero a mi propio hijo me sobrepasaba.

Me dispuse a ver la película Jesús de Nazaret, la más larga, la que dura 6 horas, siii 6 horas.... yo eso no lo había visto nunca en mi vida, nunca, ya fuera la fiesta que fuese y ya la pusieran por la tv las veces que la pusieran, nunca me dispuse ni siquiera a echar una ojeada a ese tipo de películas.

Sin embargo tenía interés por verla después de todo lo ocurrido. Cuando terminó se me vino algo a la mente.
Empecé a pensar en lo que me dijo aquel conocido en el bar, lo de la edad de Cris, lo relacioné con mi edad, 33 años, empecé a verlo de manera diferente, como una persona y no como una imagen, ilustración o escultura.

Me dije que podría haber sido yo, siendo tan joven, y aunque su muerte era la voluntad de Dios y su madre lo sabía, pero duele perder a un hijo.

Esto me recordó lo que podría haber pasado y que Dios evitó que pasara en mi accidente con respecto a mi hijo.

La verdad es que de la manera y la óptica que enfoqué a la persona de Jesús en la película, me costaba ver todo lo que tuvo que pasar, el sufrimiento, y esto lo pensaba sin la relación a nuestro pecado, porque aun yo no era consciente ni lo sabía, sólo veía el sufrimiento de esa persona que por su edad podría ser yo tranquilamente.

Días antes de hablar con ese conocido, un amigo que es motero evangélico me habló de Dios tomándonos unas copas, claro que yo lo interpreté mal porque él me estaba hablando de un Dios real vivo y verdadero y yo creí que era religión y le dije que sí, que yo creía en Dios.

Sabía de la iglesia evangélica pero en verdad no sabía ni me llamaba el interés por preguntar de que iba ni que relación había entre una y otra iglesia.

No tenía ni idea, pero tampoco hice por saberlo, y no era por ningún motivo especial.
Al siguiente día de ver la película mi mente estaba dando vueltas por todo lo que había ocurrido y puse una serie online que se llama Kyle Xy.

Me llamaba la atención ya que era una serie de ciencia ficción como la de súper héroes, parecida a Smallville, pero el protagonista de esta serie solo poseía el poder de la inteligencia.

Este tipo de series no tiene que ver nada con las cosas de Dios ni con la religión, sino que son relacionadas con los comics, súper héroes, poderes humanos físicos o mentales...

En fin una vez avanzando en la serie, en un capítulo, el abuelo del protagonista estaba ingresado en el hospital sin poder hablar ni oír, eso decían los médicos, y su hijo (el padre del protagonista) estaba peleado con él desde antes de contraer matrimonio.

Entonces fue a verle con su hijo, y su hijo estaba mirando una máquina que dibujaba lineas de arriba abajo y era como el cardiograma que procedía de su abuelo, y leyendo las líneas dibujadas de lo que mostraba el cardiograma de su abuelo, se fue a su casa y dibujó la sala de estar del abuelo con todo detalle y sin haber estado éste en su casa.

El padre del niño se quedó alucinado y así fue sacando otras cosas y datos y diciéndoselas al padre.
Pero había algo, antes de morir el abuelo, que no sabía que significaba, y ésta iba dirigida a su hijo (al padre del protagonista) que era 1511.

El niño intentaba sacar conclusión pero no sabía lo que significaba, hasta que optó por preguntarle al padre cuando llegó al hospital:

Por mucho que le he dado vueltas, no he podido descifrar esta fecha o este año. El padre le dijo: Hijo mio, esto no es una fecha, es un versículo de la biblia, Lucas 15:11 La parábola del hijo pródigo.

Todavía se me eriza la piel al pensar en como me vi identificado con ese versículo cuando lo leí, porque era mi vida, me refiero a como iba encaminado.

La historia cuenta de un hijo que pide la fortuna a su padre y la malgasta en borracheras y placeres de la vida y llegan tiempos malos y vuelve al padre y lo acoge con los brazos abiertos y lo perdona.

No podía dejar de llorar, aquí Dios no me decía solamente que yo iba mal encaminado, sino me especificó cada paso mal que estaba dando.

Miré mi correo, y me enviaron un mensaje con un dibujo de estos en forma romboide o diagramas que se ve la imagen distorsionada, y me decía así:

Mira este gráfico un momento y después gira la vista hacia la pared y veras algo especial.

Cuando miré a la pared, vi el rostro de Jesús. Y con esto, ya pensé que todo lo que estaba viendo y me estaba pasando no podría ser casualidad, y que tenía que salir a buscar respuestas y a pedir perdón por la vida que llevaba.

No por mis pecados puesto que aun no lo sabía, lo que sí sabía es que me había portado mal delante de Dios y debía ir a pedirle disculpas.

Yo estaba muy nervioso, no sabía donde ir, pero sí lo que hacer. Cogí el coche de mi padre y fui a buscar respuestas, hasta que pasé cerca de una iglesia católica y estaba sonando las campanas, entonces me dije: voy para allá, es ahí donde tengo que ir.

Claro, yo pensé: las cosas de Dios ¿donde se buscan? pues en la iglesia, y me fui para allá. Cuando llegué no había nadie, habían terminado de dar la misa y el cura estaba por dentro en un cuarto (donde se firman los documentos).

Allí cerca estaba el cristo crucificado, y estaba tumbado porque se acercaba la fecha de semana santa y lo estarían preparando.

En fin me acerqué al cristo y me dispuse a pedir perdón por todo lo que había hecho. Solamente me dio tiempo a decir: perdóname. Porque empecé a sentir un agobio, un malestar y unos sudores que no me encontraba nada bien.

Tenía el ritmo cardiaco acelerado, me estaba poniendo tan mal hasta tal punto que tuve que salir de allí para tomar el aire.
Allí no me molestaba nadie, porque yo estaba solo, aun así tuve que salir o me iba a entrar algo malo.

Antes de ir a la iglesia católica pasé por la puerta de la iglesia evangélica porque está de camino hacia la católica y al volver pasé por allí de nuevo y me paré. Aunque estaba cerrada me dispuse a ver el horario que tenía.

Entonces se asomó el pastor desde arriba y me preguntó que quería y le dije que estaba viendo el horario. Llegaron varios hermanos y ya abrieron la puerta y yo entré con ellos y tomé asiento, no tenía biblia ni nada, solo salí para buscar respuestas y disculparme ante Dios.

Ese jueves daban estudio de la Palabra, porque los martes era oración, los jueves estudio y los domingos por la mañana culto. Martes y jueves era por la tarde.

Todo lo tenía preparado Dios para que yo fuese allí. Podemos comprobar con esto que habían días y horas diferente a la que yo fui.

Pero aun sin saberlo ni tener conocimiento de horarios ni actividades de la misma Iglesia, fui exactamente cuando daban el estudio y a la hora exacta en que llegarían y abrirían sus puertas.

Todo lo que dio el pastor en ese estudio, a mi me fue conocido, ¿por qué? pues porque todo lo que él dio en ese estudio, trataba de lo que yo había visto en la película Jesús de Nazaret días antes.

Esto fue otra cosa más que Dios me tenía preparado para que todo lo que escuchara allí no me sonara a “chino” y no me fuera de allí.

Porque si hubiese sido martes oración, no hubiese durado allí ni un minuto, porque eso es algo que la persona no creyente (era mi caso) no está acostumbrado a ver y se puede asombrar y/o sorprender un poco de como un grupo de personas hablan con Dios.

Aunque hay personas que no son creyentes y no le resulta raro verlo. Pero yo no sé como actuaría, así que el Señor como todo lo sabe, lo dispuso conmigo así de esa manera.

Cuando el pastor terminó se dirigió a mi y me preguntó: ¿qué es lo que has venido a buscar?
Y yo pensando por milésimas de segundo y sin saber que contestar abrí mi boca y mis labios pronunciaron: La salvación.

Hasta el pastor se sorprendió, lo noté en su rostro y yo me decía: ¿y porqué he dicho yo esto? Pero ni tan siquiera sabía lo que era el perdón de pecados, ¿como iba a saber entonces lo principal para ser cristiano?

No sé si inconscientemente se me quedó en mente al haber visto la película de Jesús de Nazaret, puede ser pero lo cierto es cómo el pastor se dirigió a mi diciéndome: Verdaderamente, el Espíritu de Dios te ha traído hasta aquí.

Poco después de ese día me invitó mi amigo el motero evangélico a ir a un evento motero, a Córdoba, a 4 horas de donde vivo. La verdad es que al principio estaba indeciso, había muchísima gente, hasta visitas de USA.

Era un día especial puesto que el 28 de febrero es el día de nuestra comunidad autónoma y la iglesia donde fuimos estaba llena.

Varias personas contaron su testimonio pero mi mente no estaba allí, sino pensando en las motos. Y entonces nos habló después un misionero de Puerto Rico llamado Abraham Maldonado.

Y por su testimonio me dije: este hombre con lo que ha logrado y que haya dejado eso, con lo inteligente que es por el ministerio de Dios, esto debe de ser fuera de lo imaginable.

El era capitán del ejercito de los Estados Unidos de los marines. Después pasó al FBI pero el no servía para atrapar a la gente.

Los compañeros se burlaban de él diciéndole que no atrapaba ni un catarro. Entonces fue cuando empezó a buscar y conocer de Dios.

Cuando él puso todo su trabajo en las manos del Señor, empezó a capturar a tanta gente que llegó a ser uno de los mejores condecorados del FBI y llegó a atrapar a uno de los más buscado de América "America's most wanted".
Ya sus compañeros no hacían chistes de él, sino que lo odiaban por lo que había conseguido.

Pero el sabía como y gracias a quién había logrado estos méritos, no por él, sino por Dios cuando lo puso en sus manos. El se despidió de todos y hasta hoy día va ejerciendo su ministerio en todo lugar que haga falta del conocimiento y del amor del Señor.

Cuando él se dirigió a toda la iglesia donde nos encontrábamos, nos dijo que quien quisiera tener una relación personal con Dios como él tenía; sentir su presencia y amor y poder tenerle para siempre; que diera un paso hacia adelante.

Pero yo estaba en duda, no sabía lo que hacer, en medio de tanta gente desconocida, no sabía lo que me iban a hacer. El dijo que solamente tenía que repetir una oración pidiéndole perdón al Señor por nuestros pecados y por haber estado separado de El hasta ese momento sin tener una relación con El por causa del pecado (original).

Todo aquel que quisiera y lo sintiera en su corazón, que verdaderamente lo hiciera arrepentido y con ganas de cambiar de aptitud y de pensamiento ante Dios, lo podía hacer allí mismo, en ese momento.

Pensándolo muchas veces sentí el hacerlo y no esperar a otro día, veía que esa era mi oportunidad, aunque también lo podría haber hecho en mi iglesia local, pero fue allí, donde di mi paso de fe y repitiendo con él la oración de fe, Cristo desde ese momento perdonó mis pecados y sentí algo que no puedo explicar, porque era tan maravilloso que me puse a llorar.

Y después tenía alegría en gran manera, sabía que realmente mi corazón había cambiado gracias a Dios, y que no habían sido vanas palabras.

Ese día volví a nacer de nuevo, no el del accidente que a mi no me pasó nada, sino aquél que acepté a Cristo como mi salvador personal.

Desde entonces, Dios está llenando mi vida de bendiciones y maravillas. Todo lo que he conseguido ha sido por Él y gracias a Él y todo lo que ha evitado que me pasara fue también por Él.

La verdad que no existe en ningún diccionario suficientes palabras que definan el agradecimiento que tengo hacia el Señor por todo lo que ha hecho en mi vida.

No se dejen engañar, Cristo no es ninguna religión, sino una relación personal con Dios mismo con el que nuestra vida se llena de bendiciones cada día que estemos con Él y le busquemos.

Hay Iglesias que se definen como evangélicas que por desgracias están haciendo mercaderías en nombre de Dios y tirando por tierra a los verdaderos cristianos.

Están pidiendo dinero por la sanidad de un familiar y he visto barbaridades de gentuza bailando sobre el dinero.

Desgraciadamente ellos pertenecen a mi misma fe, dando un mal testimonio de Cristo. Eso hace que pensar a las personas que no conocen al Señor.


Otra mentira muy grande es que dicen que todo aquel que acepte a Cristo en su vida ya no volverá a tener más problemas: MENTIRAAAAA.... es todo lo contrario.

Incluso se llega a tener más, porque con Cristo uno ya tiene la conciencia y mente abierta y se da cuenta de lo que antes no veía conforme a lo que no agradaba a Dios.

Y el enemigo va a estar en nuestra mente, continuamente intentando hacer volvernos atrás, cambiando nuestro pensamiento hacia Dios.

Lo que sí es verdad es la manera de afrontar dichos problemas si tienes a Cristo en tu vida, porque tenemos fe y confianza en un Dios fiel, real y verdadero y no nos va a desamparar nunca, es una promesa de Dios que Él cumple.

Pero no se puede estar engañando al personal por ahí con tal de que se llene una iglesia, hay que decirles la verdad, actuar como Cristo lo hizo (esto es cristianismo).

Gracias a Dios que Él me llevó a un lugar donde se predica y enseña la sana doctrina y la verdad. Aunque también tenemos nuestros problemas, porque no hay iglesia perfecta, porque la iglesia somos nosotros (personas imperfectas).

Todo lo que Dios dice en Su palabra es verdad, por eso quiero darles esta oportunidad de conocer a Cristo, porque el tiempo se acorta y hay que buscarle cuanto pueda ser hallado.

Y como dice en Su Palabra: “me buscareis y no me hallarán”; no sea que después sea demasiado tarde. Solo a través de Cristo podemos encontrar salvación.

Porque nuestras buenas obras no nos justifican ante Dios, sino nuestra fe en Jesucristo.

Que Dios les bendiga.

johnny porras

Costa Rica

Yo me crié en el cristianismo desde pequeño,pero al llegar a la juventud comencé a descubrir los engaños de satanás debido a mi manera de tomar licor perdí mi matrimonio,tuve un accidente en donde murieron 2 personas aún así continuaba en los vicios y pecado.Mi madre por muchos años oraba todos los días por mí,hasta que un día en la casa oí un mensaje por radio en donde el pastor invitaba a la reconciliación con Dios, sentí que me estaba hablando a mi hice la oración y en ese mismo momento sentí la presencia del Señor y al día siguiente comencé a congregarme nuevamente y ha fortalecerme leyendo la biblia y orando.Ahora realmente siento la paz y la felicidad que nunca la hallé en los vicios.

renovado por Dios

Panamá

Bueno mi historia es algo complicada, soy un joven de 18 años y pues mi vida fue algo horripilante sucia... no se imaginan cuanto desagrade a Dios... yo fui homosexual y gracias al amor y misericordia de Dios me convertí para servirle y alabarle pues él me sacó de ese mundo oscuro donde todo es pecado y doble vida lo cual no agrada a Dios... yo ya conocía de Dios,pero me dejé llevar del pecado y cai en muchas pruebas: el ponerme a analizar mi vida y el qué haría en un futuro me llevó a reflexionar y recapacitar de que solo Dios me podía perdonar y curar todas mis heridas... Hoy dia soy libre, Dios echó fuera todo espiritu de malos pensamientos, echó fuera todo espiritu de homosexualidad y ahora tengo una vida limpia, sana y agradable para el REY de Reyes Señor de Señores...
El me salvó y eso se lo agradeceré por siempre... Recuerda, él siempre esta ahí esperando a que despiertes y te des cuenta cuenta cuanto el te ama....
Dios bendiga ...........

LAURA VEGA

Argentina

ME CONVERTI A MIS 25, VIVI EN LA PALABRA DESDE QUE ERA UN BEBE MAS VI EL PODER DE DIOS EN MI VIDA DESPUES DE MUCHOS FRACASOS Y CAIDAS !!! AHORA SOY LIBRE Y PUEDO ELGIR Y VER LO QUE REALMENTE ME CONVIENE !!! SI BIEN EL CAMINO DE UN CRISTIANO TIENE SUS CAIDAS, LO IMPORTANTE ES VOLVER A LEVANTARNOS Y VOLVER A INTENTAR, TENEMOS UN DIOS DE INFINITAS OPORTUNIDADES, QUE AFORTUNADOS SOMOS DE TENER UN PAPA TAN BUENO Y MISERICORDIOSO, NO, NOS CANSEMOS DE AGRADECER !!! BENDICIONES Y QUE SU OBRA SEA COMPLETADA EN NUESTRAS VIDAS !!! AMEN!!! GLORIA AL REY DE REYES !!! JESUS !!

Siomara Villanueva

Guatemala

Bueno, como se podría decir en la mayoría de los casos el Señor tomó mi vida en el momento justo cuando más lo necesitaba, y a los 36 años reconocí el Señorío de Cristo en mi vida, y no me cansaré de agradecerle infinitamente su misericordia, ya que todos esos 36 años desde que tenía uso de razón había vivido una vida depresiva deseando cada día morir, llegando al intento de hacerlo y siempre Dios me libró de ello, claro El ya me había escogido, mi Señor Jesús no solo murió por mis pecados, sino que me rescato del abismo de la depresión, y ahora puedo decir que soy libre y que el gozo de mi vida es Cristo porque El me ha dado, paz, gozo y vida eterna, a través de su Santo Espíritu en mi, cosas que nada ni nadie me podrá quitar jamás, Que bueno es saber y sentir dentro de mi que mi fuerza es Cristo y que todo lo puedo en El que me fortalece, bendiciones...

Rebeca Atondo

México

bueno pues empezare escribiendo que soy hija de pastor evangélico, la iglesia fue mi casa desde que nací.. pero cuando fui adolescente aborrecí todo lo relacionado con la iglesia ya que era por imposición mas no por decicion, mi padre siempre cuidaba el que dirán de mis hijos y ponía mano muy dura en nuestra educación para que los demás miraran que si nos educaba, ya que eramos ejemplos para los demás,,, cuando cumplí 16 años me sali de mi casa y me fui al mundo, cai en vicios, prostitución, hice con mi vida lo que creía era libertad,,, hace poco menos de 10 años que Dios me rescato dándome una nueva oportunidad, para esto ya tengo cuatro hijos como madre soltera, una madrugada Dios visito mi casa y me hizo ver que fuera de El no tenia nada... caí de rodillas a un costado de mi cama y comense a llorar, no se cuantas horas pasaron, mi vida pasaba por mi mente mientras algo me decia que me habia perdonado,, yo pensaba que jamas podria levantar la mirada porque me habia apartado de Dios... buscaba ir a la iglesia pero me daba verguenza que alguien supiera mi pasado y me hiciera sentir mal.. sentia que la iglesia era como un lugar de castigos.... pero ahora se que Dios fue a la cruz por mi, y no importa lo que me digan yo creo que Dios pago por mi.. y eso ahora me hace libre y puedo decir confiadamente que soy una cristiana porque pertenezco a Cristo

Juan Javier Espericueta Martinez

México

Mi situación hace aproximadamente 15 años no era espiritual ni vivencialmente correcta, trabajaba en dos lugares, con esposa y tres hijas, se podría decir que economicamente era un poco más que suficiente, sin embargo caí en situación de alcoholismo que me llevo a desantender practicamente todo, mi trabajo, mi familia y mi esposa. Nunca deje de proveer economicamente, pero espiritualmente no proveia nada a mi familia y no solo eso sino que además comence a preferir estar con los amigos de parranda mas que con mi familia y deje algo de trabajo para convivir con ellos, obbviamente los recursos comenzaron a ser repartidos, una parte para mi familia y otra para la convivencia con alcoholicos igual que yo. Los problemas con mi esposa no se hicieron esperar y comenzaron los reclamos con justa razón ycon ellos los constantes pleitos con ella, esto duro varios años, como 11, casi desde que me case, tengo 26 de casado y 14 de convertido.
La situación llego a tal grado que iniciamos el proceso de divorcio, sin embargo debo de reconocer que yo me case enamorado de mi esposa y eso fué lo que me llevo a reaccionar, ya que tambien mi esposa me ama, y aun en el proceso de divorcio ella buscaba ayuda: psicologos, sacerdotes, familiares, amigos, centros de atención familiar, etc. ninguno logro darnos solución, ya que yo tambien aceptaba la sugerencia de mi esposa a buscar ayuda.
Hasta que un día, en la escuela de una de mis hijas, acudió un matrimonio a impartir una conferencia dentro de un programa de escuela para padres, se invito a todos los padres, yo no acepte ir, pero mi esposa si asisitio, el matrimonio impacto a mi esposa por su forma de hablar, aunque no se hablo para nada de religion, ya que esta prohibido en las escuelas. Mas adelante supimos que pertenecian a una iglesia cristiana y acudimos a donde se congregaban, sin saber nada. La primera vez y por la forma en que el pastor invitado compartió nos impacto a ambos ya que el hablaba de una situación que habia pasado muy parecida a la nuestra y como Dios los habia restaurado. Despues de varias ocasiones de asistir, sin que nadie en particular nos atendiera, fué solo la palabra la que nos llevo a recibir a Cristo y restaurar nuestro matrimonio y a recuperar la vida virtualmente, y hoy servimos juntos en la iglesia, mi familia completa, mi esposa y yo como equipo de liderazgo al igual que mis tres hijas que tambien son lideres gracias a Dios. Esto es para la Honra y Gloria de Dios. Amén

GUILLERMO FLORES BARRON

México

A principios de este año 2011
Me sometí a una operación de Columna en la zona lumbar donde me salieron 2 hernias discales en las vertebras L4-L5, L5-S1. Me salieron por esfuerzos acumulados por trabajos forzados desde niño, y ya de grande por cargar un Aire Acondicionado que fue lo que me llevo que a las hernias se desprendieran.

Empecé con un dolor ciático el cual me mantuvo durante 3 días sin salir de la cama posterior mente con tratamiento medico pude volver a ponerme de pie, pero ya empezaba a manifestar síntomas raros al caminar y en las plantas de los pies adormecidas y por consiguiente sin fuerzas para ponerme de puntas. Y al pasar de los días empeoraba al punto de que empezaba a caminar como caballo (cojeaba) y ningún medicamento me hacia mejorar, me trate con un traumatólogo y me diagnostico 2 hernias mediante una resonancia magnética la cual me sometí y arrojo ese resultado y por consiguiente era candidato directo al quirófano. Nunca antes me habían operado.

- Las Hernias me imposibilitaron de muchas cosas entre ellas no podía estar con mi esposa, no podía jugar con mis hijos, y esta situación era muy desesperante para mi y por consiguiente a mi familia.
- Economía porque la operación fue costosa la cual aun no he terminado de pagar y estoy viviendo una situación económica muy difícil.

- escuchaba comentarios de que si me operaba iba a quedar en silla de ruedas y cosas por el estilo. Los cuales me desanimaban por completo.
- Burlas.
- Había mucha tristeza en mi corazón además de un miedo al quirófano.
- Llego a un grado de desesperación que mi vida la consideraba inútil.

Pero mi madre que es cristiana mucho antes que yo me convirtiera me llevo a la iglesia con los Pastores a que me hicieran oración y mi esposa me acompaño, y en ese momento hice mi profesión de FE pero lo grandioso fue que a pesar de que mi mente no estaba en lo que yo profesaba, DIOS obro en mi vida y poco a poco me fue adentrando en su palabra hasta que cerré mi ciclo de católico para establecerme definitivamente como Hijo de Dios.

Y fue lo que me llevo tomar la decisión de operarme porque sabía que Dios ya estaba conmigo y que no me abandonaría. Además de que mi esposa y mis hijos me necesitaban sano y por ellos también me decidí.

Cuando fui hospitalizado ya en Mi había esa paz que sobrepasa todo entendimiento y a la hora de operarme DIOS me tranquilizo para que lo médicos hicieran su trabajo, y antes de 24 horas yo estaba nuevamente de pie erguido, ya no cojeaban de mis pies y agradecí a mi DIOS por ese milagro tan hermoso, mi hijo mayor se alegro al verme caminar erguido nuevamente y me dijo: “Papá ya vas a poder jugar Futbol conmigo otra vez” y le conteste “claro que si Mi niño”.
Y no me canso de Agradecer a DIOS por toda su misericordia hacia mi, estoy actualmente en rehabilitación para recuperar algunas funciones físicas que habían estado imposibilitadas durante 3 meses que fue el suplicio que viví antes de operarme, aunque se que lo que sufrí no se compara con lo que hizo mi SALVADOR, por ello le agradezco y le alabo a mi SEÑOR JESUS.

Estoy congregado en la Iglesia BET-EL de Cd. Mante, Tamaulipas y soy miembro activo de la iglesia con mi familia. Y hace una semana atrás el SEÑOR me uso para predicar su palabra ante la congregación de la Iglesia y fue una experiencia hermosa el llevar el mensaje de Dios para su pueblo.

Si conoce a alguien en alguna situación similar comparta mi vivencia y dígale de mi parte que DIOS nos ama por igual a todos no importa las fallas que tengamos, solo basta aceptar que lo necesitamos y que queremos su perdón y que le abramos el corazón a Cristo y el hará lo demás.

Saludos.

Antonio Diaz

México

Tengo 59 años hasta los 55 ateo y blasfemo, me inmiscuí a los 50 años en la lectura de tarot, en la astrología y en la numerología. Abrí sin darme cuenta, puertas a poderosas fuerzas del mal de manera inocente, “mi pueblo perece por falta de conocimiento”
Conviene de testimonio de lo que el Señor ha hecho por mi para su Gloria y Honra
Hace 3 años caí en manos de una bruja y sin darme cuenta me tenia sin poder mover mis pies, manos y boca, sin cuerdas visibles, sentado en un banco y en el piso pintado un pentagrama con una vela encendida en cada punta, me quería ungir para servir a las fuerzas del maligno, todo con engaños. Ante mis ojos incrédulos la bruja se trasformo en un ser horrible de color verde con voz de ultratumba y al hacer sus ritos un silbido sobrenatural que helaba la sangre. Al no poder hablar solo en mi mente pensé si este es satanás y es real entonces ¡si existe Dios! ese Dios que siempre negué y me burle de sus siervos, a los que les decía vendedores de pedacitos de cielo, oh cuanto blasfeme su Santo y Bendito nombre.
En ese momento comprendí que solo El podía ser capaz de salvarme de la mano fuerte de mi enemigo, y solo con mi mente, lo llame, con lo único que sabia, la oración del padre nuestro aprendida de niño y que casi había olvidado, por eso se cortaba la oración cada que me equivocaba y volvía a empezar y el rito seguía avanzando, al fin Dios tuvo misericordia (Dios no rechaza un corazón contrito y humillado) de este pecador y fluyo la oración completa, al instante en ese lugar sin ventanas corrió un fuerte viento sobrenatural y apago las velas (¡Clama a mi y yo te responderé y te enseñare cosas ocultas que tu no conoces!) alarmado el ayudante de la bruja porque sabia que Dios ya estaba en medio del asunto le gritaba a la bruja ¡se apagaron! ¿Que hacemos?, esta dijo sigamos casi terminamos ya casi es nuestro. Al terminar su rito me amenazo si no obedeces te matare. Y repitio su oferta si obedeces lo que tu quieras tendras: dinero, mujeres, poder, fama lo que quieras
Al dia siguiente a las 3 de la tarde en mi cama senti un golpe en mi estomago, ¿pero como? si no había nadie estaba solo, se levantó mi carme, de mi pecho una bola del tamaño de un puño que recorría mi abdomen, era la bruja y su pandilla que reclamaba su derecho sobre mi cuerpo
Luche con mis fuerzas y con velas encendidas en mi espalda y pies saque 6 o 7 bolas de fuego por la planta de mis pies, pero comprendí que eran muchos mas, impotente llore desesperado y empecé a clamar a Dios, ayúdame sálvame Señor, dame palabra Señor y por primera vez en mi vida abrí una Biblia y el señor en su fidelidad me dio el salmo 94 que inicia "Jehová Dios de de las venganzas manifiéstate", si usted nota la primera palabra que leí de una Biblia fue su Santo y Bendito nombre, ahora se que todo el que invoca el nombre de Señor será salvo, esa noche repetía una y otra vez el salmo 94 y ellos retrocedía, pero si callaba otra vez se movían dentro de mi.
Ahora ya sabia que Dios es real y verdadero, y que existe también el reino del mal, y habitaban ellos dentro de mi cuerpo, comprendí que solo Dios los podría expulsar, ¿pero como llego a Dios?, ¿Cómo se lo pido? Busque a Dios con los católicos, con los testigos de Jehová y no lo halle y ninguno de sus sacerdotes o ancianos me ayudo, les daba miedo y me despedían me rechazaban y no pocos se burlaron de mi condición. (La misericordia y el poder no habita en ellos).
Fue en la soledad de mi recamara que Jesús de Nazaret me libero, sin ninguna guía humana, hice la oración de fe, me arrepentí sinceramente de mis rebeliones y pecados. Un mar de lágrimas fluyo de mis ojos muchos días, llore arrepentido y lleno de miedo al enemigo. Otros dos brujos se unieron a la primera y como perros pelearon por mi carne, fue una lucha que duro mas de dos años, quizás por mis errores quizás porque el Señor me adiestro para enfrentar este tipo de ataques, lo que si se, que jamás me abandono finalmente por su infinita misericordia me dio la libertad y su espada, si el esta conmigo ¿quien contra mi?, ahora solo temo a mi Dios y Señor. Que me dio el don del discernimiento de espíritu alabado sea su nombre
Dios me llevo a una iglesia Evangélica pentecostal, no había culto a esa hora, era muy temprano pero sin embargo al solo cruzar el umbral enseguida sentí la fuerte presencia de Dios, y me dije, Señor verdaderamente si visitas y estas en este templo GRACIAS SEÑOR, me bautice y busco servir a Dios donde el me mande, yo voy si el va conmigo, adelante de mi, de día nubes de noche fuego, de gloria en gloria.
Dios es bueno, es amor y su misericordia para los que le temen es para siempre Amen

PARA EL SEA LA GLORIA Y LA HONRA. SOLO EL ES DIGNO SOLO EL ES DIOS AMEN Y AMEN ¡ CRISTO VIVE ¡ ALELUYA ALABALEEEE !!!!!!

ENRIQUE CHAN

Belice

YO VIVI UNA VIDA MUY SUFRIDA DESDE TEMPRANA EDAD AL GRADO QUE CUANDO LLEGUE A LA EDAD DE 23 ANIOS PENSABA EN SUICIDARME. SABIA QUE HABIA UN DIOS Y EMPECE A CLAMARLE QUE ME AYUDARA. EL ESCUCHO MI CLAMOR Y EL ME GUIO A QUE A EMEPESARA A ASISTIR A UNA IGLESIA EVANGELICA Y A LOS POCOS DIAS RECIBI A JESUCRISTO COMO MI SENOR Y SALVADOR DE MI VIDA. DIOS QUITO TODO EL PESO DE PECADO QUE HABIA EN MI Y AHORA DESPUES DE 15 ANIOS LE SIGO SIRVIENDO CON AMOR. GRACIAS SENOR POR TU GRACIA Y LA FORTALEZA QUE NOS DAS. TENGO PAZ EN MI CORAZON Y MUCHOS DESEOS DE VIVIR Y TAMBIEN SERVIR AL PROJIMO. BENDICIONES!




Biblia en linea
"Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí" (Juan 14:6)
PROVINCIA

Pueblos de Avila